La mirada en el enamoramiento (8)

Ya hemos dicho varias veces que el enamoramiento es una concentración de la atención, mirada adolescentealgo que le maravillaba a Ortega y le hacía encontrar dificultades en la objetividad del enamorado. La mirada es fundamental, la mirada es profundamente modificada por el enamoramiento. Las cosas no sólo son vistas porque están ahí, son vistas según nuestra capacidad de verlas y, en eso, el enamoramiento, nuestro compromiso con los descubrimientos que el enamoramiento nos ha ido haciendo, es vital. Como se puede comprobar nuestra visión está en las antípodas de la de Ortega.

Es el enamoramiento el que subjetiviza nuestra mirada. Nuestra mirada es nuestra por el enamoramiento que la modifica. Y los demás pueden percibirlo: viendo nuestra mirada ven el mundo interior que la origina. En la mirada descubrimos el interior de la persona: sus intereses, sus amores, sus odios, sus sentimientos y sus ilusiones.

Quien no está enamorado, mira con mirada distante, indiferente. El enamorado, en cambio, tiene una mirada acogedora, cercana, interesada; no una mirada objetiva, abstracta, distante, porque, en el amado, le va la vida. Si, como hemos visto, el amor (los amores) define la vida, en ello, en el amado, le va la vida, está comprometido con su amor, y por eso no puede ser distante, ni objetivo: no puede separarse del objeto amado, es su misma vida.

Sin enamoramiento la mirada queda suelta (no hay concentración: es una máquina de fotos sin zoom) y vaga por encima de las cosas sin verlas realmente. Como hemos visto la persona sin enamoramiento tiene cambio de marchas en punto muerto, que deja el motor en vacío, sin trabajo: no hay construcción de la vida, no se ha metido la marcha, no hay objetivo, no hay meta. Con el enamoramiento, en cambio, la mirada busca, se encuentra  conectada con nuestra intimidad e indica la vía a nuestro amor.

Para Ortega esta característica del enamoramiento es lo que convertía de algún modo en patológico: la mirada pierde la objetividad. Pero es que la mirada humana no es objetiva, no ve todas las cosas por igual, en unas está interesado y otras las rechaza, le disgustan y las que le son indiferentes… sencillamente no las ve, necesitaría para verlas un impulso externo a esas cosas, y en tal caso solo le interesarían por ese impulso externo, no por las cosas en sí: no las habría descubierto.

Suelo poner el siguiente ejemplo para ejemplificar que la mirada es subjetiva y depende de intereses personales: si dos personas hacen un recorrido por la misma calle y al terminar se les pregunta qué han visto, es casi seguro que la respuesta va a ser diferente. Puede haber alguna cosa en la que se hayan fijado ambos pero es seguro que habrá varias que uno ha visto y el otro no. Esta mirada, este fijarse viene dictado por nuestros intereses, y nuestros intereses vienen marcados por nuestras necesidades (si tengo hambre voy a detectar una panadería cuando paso por delante, que de otro modo pasaría a lo indiferente, a lo no detectado) y por nuestros enamoramientos. Esto quiere decir que nuestra mirada es intencional, no neutra y sigue nuestros intereses, necesidades y nuestra experiencia acumulada. Ser intencional es una finalidad del sistema emocional tal como claramente indica Carlos Castilla del Pino (Teoría de los Sentimientos, Barcelona 2000)

Termino por tanto repitiendo: nuestra mirada es nuestra porque nuestros enamoramientos le han  otorgado esa especial coloración personal.

Anuncios

Un comentario en “La mirada en el enamoramiento (8)

  1. Pingback: Un corazón en invierno (1992) de Claude Sautet | Teoría y Crítica Av y Multimedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s