El enamoramiento: nuestra ubicación personalizada en el tiempo y el espacio, el futuro y el pasado

Esta la entrada 19 y última (al menos de esta serie) sobre el enamoramiento. Quiero recoger en ella a modo de conclusión cuál es la importancia del enamoramiento (de los enamoramientos de la persona) en su vida.

3596353_s

Hemos hablado de que el enamoramiento nos hace vivir el tiempo de una manera muy diferente al tiempo lineal, que da peso y estructura al tiempo a través de la vivencia concreta y del recuerdo: es decir el enamoramiento tiene un peso decisivo en el ahora. En el ahora marca lo que nos merece la pena disfrutar, nos da la idea de estar viviendo algo que merece la pena. Por ello nos entrega el presente. Sin enamoramiento el presente se torna precario y vivimos tratando de salir de nuestra vida, que se llena de inquietud, de vivir fuera del tiempo. El enamoramiento da la serenidad para vivir el presente.

El enamoramiento también influye decisivamente en la ubicación, en nuestra situación en el espacio, porque el enamoramiento influye de un modo poderoso en la mirada y por tanto nos hace “ver” las cosas desde nuestra tendencialidad, o mejor, el enamoramiento es lo que constituye nuestra tendencialidad en una ubicación determinada, en cada sitio en que nos encontremos. Por tanto, el enamoramiento tiene un peso decisivo en el aquí.

Luego el enamoramiento construye de una manera determinante el aquí y ahora de cada persona. Si esto es así, que lo es, el enamoramiento es la ubicación fundamental de la persona en el tiempo y en el espacio., a través de influir en cada uno de los aquí y ahora en que nos encontremos. Y podemos añadir que sin enamoramientos la ubicación en el aquí y ahora se hacen precarios, difíciles para la persona, que no encuentra la motivación para vivir ese aquí y ahora.

También hemos visto que con el enamoramiento se proyecta, da el contenido a nuestros proyecto, pone fines. Luego el enamoramiento además del aquí y ahora nos da nuestro dimensión personal futura, nos dice a donde queremos ir. Y también nos da nuestros recuerdos de más peso, de mayor calado, luego también nos da nuestro pasado, es decir nuestra identidad. Nuestra identidad está forjada por nuestros amores que vienen señalados por nuestro enamoramiento.

Resumo: el enamoramiento da el aquí (marca la mirada) y el ahora (el presente), el futuro (el proyecto) y el pasado (recuerdo positivo asimilado). Mucho más sencillo de decir el enamoramiento nos entrega nuestra vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s